DIAETA

La revista científica de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas AADYND

Buenos Aires | Vol. 39 - N 175 | Publica en LILACS y SciELO

Trimestre JULIO AGOSTO SEPTIEMBRE de 2021

ISSN 1852-7337 (en línea)

DNDA: internet/digital: 01915448

AADYND

Editorial

Estimadas/os Colegas:

El año 2020 fue globalmente considerado como “desalentador”si relacionamos la alimentación segura y nutricionalmente adecuada con otros indicadores del sistema social y económico. Más de 2.300 millones de personas, el 30% de la población mundial, no tuvieron acceso a alimentos adecuados durante todo el año. Este indicador, conocido como prevalencia de la inseguridad alimentaria, se disparó más que sumando los años anteriores combinados. El hambre mundial se agravó en 2020, según información de las Naciones Unidas, y es probable que ello se deba en gran parte a la repercusión de la enfermedad por coronavirus (COVID-19).

La alimentación tiene un papel central en la vida de las personas, no sólo porque aporta los nutrientes que necesita el organismo, sino porque además está asociada a cada aspecto de la existencia cotidiana formando parte esencial de nuestra cultura, costumbres y fundamentalmente de nuestra historia.

Según datos de la ONU, el 30% de los alimentos que se producen en el mundo se pierden o desperdician en alguna de las etapas, desde sus comienzos en la producción primaria hasta el consumo. Es decir que hablamos de alrededor de 1.300 millones de toneladas de alimentos que pasan a integrar los residuos orgánicos. Este es un tema que, como sociedad científica, nos preocupa y ocupa la agenda institucional. En un artículo de nuestra revista DIAETA [Diaeta (B.Aires) 2016;34 (155):25-32] se ha abordado el tema, describiendo las estrategias en diferentes instancias (educación destinada a población general, productores y comerciantes; cambios en los circuitos de producción y distribución de alimentos para un mejor aprovechamiento de productos imperfectos, subproductos y reutilización de excedentes o descartes para otros fines, mejores tecnologícas en el transporte y almacenamiento, etc.) con la finalidad de contribuir con este propósito.

Los colectivos humanos, las sociedades y sus instituciones son los que hacen la historia, sean cuales sean las circunstancias. El futuro no es aquello que va a suceder, sino es el proyecto de construcción colectiva, en el contexto general, pensando en nuevos horizontes y modos de andar, ¡NOSOTROS HACEMOS EL FUTURO!

COMISIÓN DIRECTIVA AADYND