DIAETA

Buenos Aires | Vol. 35 - N 162 | Publica en LILACS y SciELO

Trimestre ENERO FEBRERO MARZO de 2018

ISSN 0328-1310 (impresa) / ISSN 1852-7337 (en línea)

DNDA: internet/digital: 5350158 // DNDA papel: 5338697

AADYND

ACCESO SOCIOS

Editorial

Lic. Silvia Jereb
Presidente de AADYND

Estimados colegas:

Se cumplen 100 años de la Reforma Universitaria, hecho histórico que cambió el paradigma universitario de nuestro país y obligado es reflexionar entonces, sobre el largo camino recorrido desde 1918.

La reforma Universitaria no es un mero cambio de curricula sino un pronunciamiento sobre la vida, el funcionamiento y la autonomía universitaria.

A 100 años de aquella epopeya encarada por la juventud estudiantil en defensa de sus ideas acerca de la vida universitaria, ¿ejercemos plenamente los derechos conquistados?

Si bien uno de los logros vigentes es la elección de autoridades universitarias, derecho de todo egresado, ¿participamos en la política universitaria? ¿Cuántos colegas conforman las listas de postulantes a cargos?

La elección de docentes mediante concursos abiertos y por oposición de antecedentes es otro de los logros de aquella Reforma, como también la creación de cátedras libres, elementos directamente relacionados.

La Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria es la única en tantos años que hace honor a nuestra profesión. La posibilidad de crear nuevas cátedras de esas características es una oportunidad inmejorable para la expresión del vasto conocimiento profesional en materia nutricional.

El desafío consiste entonces en ir y actuar más allá de lo conquistado por aquellos jóvenes dando valor agregado a nuestra profesión.

Es en este punto debemos desarrollar una tradición académica en torno a especialidades, maestrías y doctorados.

Existen prestigiosos colegas de amplia trayectoria que transitaron estos caminos y su ejemplo profesional debe motivar a las nuevas generaciones en la superación profesional.

Reflexionemos pues: ¿Todas las universidades deben preparar el mismo perfil de egresado? ¿Se está dando respuesta desde la formación de grado a la demanda cada vez más variada de perfiles profesionales relacionados con la alimentación y nutrición? , los cambios curriculares y los post grados, tienen la misma dinámica que nos impone el mundo laboral?

La complejidad del tema exige reflexiones minuciosas. Hay procesos y tiempos a respetar rigurosamente pero, la alta estandarización y el prestigio educativo y académico redunda en un beneficio sinérgico entre el profesional y la sociedad.

Los invito a participar, dar debate de ideas, a generar espacios de diálogos, donde las sociedades científicas como la nuestra puede y debe aportar su mirada.

Seamos protagonistas de los próximos 100 años de historia!!!!

AADYND somos TODOS, AADYND sos VOS.